Tiempo para mamá

Cuando la madre dice que está gorda ...

Cuando la madre dice que está gorda ...


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Miremos tus palabras. Cómo y qué le decimos a quién.

Las palabras a menudo dejan una marca permanente, incluso cuando pensamos que nadie está escuchando, son recordadas. A continuación hay una carta, una de las muchas incluidas en la colección de cartas publicadas por Random House, en la que celebridades, personajes famosos, atletas hablan sobre cosas importantes. Los destinatarios de las cartas son las personas más cercanas a ellos.

"Querida madre,

Tenía 7 años cuando descubrí que eras gorda, fea y terrible. Hasta este punto, pensé que eras hermosa, en todos los sentidos. Recuerdo mirar viejos álbumes familiares y mirar las fotos en las que estabas parado en el bote. Con tu traje de baño blanco sin tirantes, te veías deslumbrante como una estrella de cine. Cada vez que tenía la oportunidad, sacaba este hermoso traje de baño blanco, escondido en el cajón más bajo, e imaginaba un momento en que sería lo suficientemente grande como para usarlo; cuando seré como tú

Pero todo esto cambió una noche cuando nos vestimos para la fiesta y me dijeron: "Qué delgada, hermosa y hermosa eres. Y estoy tan gorda, fea y terrible ".

Al principio no entendí lo que querías decir.

"No estás gorda", le dije con sinceridad e inocencia, y tú dijiste: "No, cariño, lo estoy". Siempre he sido gordo, incluso en mi infancia.

Durante los días siguientes hice descubrimientos más dolorosos que afectaron toda mi vida.
Aprendí que:

1. Que eres gordo debe ser cierto, porque las madres no mienten.

2. Grasa significa feo y terrible.

3. Cuando sea grande, me pareceré a ti, es decir, también seré gorda, fea y terrible.

Años más tarde, recordé esta conversación y cientos de otras, y te maldije por sentirte tan poco atractivo, inseguro y sin valor. Porque como mi primera y más grande autoridad me enseñaste a pensar lo mismo sobre mí.

Cada curvatura al ver su reflejo en el espejo, cada nueva dieta milagrosa que cambiaría tu vida, cada bocado comido con el reproche "oh, realmente no debería", todo me mostró que las mujeres deben ser delgadas para valer algo. Las niñas deben hacer sacrificios, porque lo más importante que pueden dar al mundo es su belleza física.

Como tú, me he sentido gorda toda mi vida. ¿Desde cuándo el sobrepeso es realmente un sentimiento? Y porque pensaba que estaba gorda, sabía que no valía nada.

Pero ahora, cuando sea mayor y yo misma sea madre, sé que culparlo por mi odio a mi cuerpo es injusto y no ayuda. Ahora entiendo que también eres el resultado de muchas generaciones de mujeres a las que se les ha enseñado a odiarse a sí mismas.

Mira el ejemplo que te dio la abuela. A pesar de ser delgada como un esqueleto, mantuvo su dieta todos los días de su vida hasta el día de su muerte a los 79 años. Sin maquillaje, ni siquiera fue al buzón, por temor a que alguien pudiera ver su rostro sin pintar. Recuerdo su respuesta "empática" cuando le dijiste que papá te dejó por otra mujer. Su primer comentario fue: "No entiendo por qué te dejó. Después de todo, cuídate, usa lápiz labial. Tienes sobrepeso, pero ya no tanto ".
Papá no alivió tus problemas con su imagen corporal antes de irse.

"Dios, John", lo escuché decirte una vez. No es tan difícil. Energía entregada versus energía consumida. Si quiere perder peso, solo necesita comer menos.

Ese día, durante la cena, usaste la receta de papá para perder peso: "Energía suministrada, energía consumida: heridas, Jan, solo come menos". Serviste pasta frita para la cena. Para todos excepto para ti en el plato. Serviste tu porción en un pequeño plato de postre.

Te sentaste frente a esta patética porción y las lágrimas corrieron silenciosamente por tu cara. No dije nada; incluso cuando te rebajaste en la desesperación. Cenamos en silencio. Nadie te consoló. Nadie te dijo que dejaras de perder el tiempo y tomaras un plato normal. Nadie te dijo que ya eres amado y que ya eres lo suficientemente bueno. Su valor y sus logros, como maestros de niños con necesidades educativas especiales y madres de tres hijos, no fueron nada comparados con los centímetros que no podía perder desde el perímetro.

Mi corazón se rompió al ver tu sufrimiento. Lo siento, no te defendí. Pero para entonces sabía que era culpa tuya que eras gorda. Incluso escuché a papá describir el proceso de pérdida de peso como "simple", y todavía no podías manejarlo. Conclusión: no merecías comida y ciertamente no merecías compasión.

Pero me equivoqué, mamá. Ahora entiendo lo que es crecer en una sociedad que les dice a las mujeres que su belleza es lo más importante, y al mismo tiempo establece estándares de belleza que son inalcanzables permanentemente. También sé el dolor asociado con la internalización de estos mensajes. Nos hemos convertido en nuestros propios torturadores y nos castigamos por no ser lo suficientemente buenos. Nadie es más cruel con nosotros que nosotros.

Pero esta locura debe terminar, mamá. Debe terminar en tu accidente y en el mío, y debe terminar ahora. Nos merecemos algo mejor, mejor que días arruinados por pensamientos negativos sobre nuestra apariencia, por el sueño de lucir diferente.

Y ya no se trata solo de ti y de mí. También se trata de Violet. Su nieta tiene solo 3 años y no quiero que su odio por el cuerpo se asiente en ella, mate su felicidad, confianza y potencial. No quiero que Violet crea que su belleza es su mayor activo; que decidirá su valor en este mundo. Al aprender a ser mujer, Violet se inspira en nosotros y debemos convertirnos en las mejores autoridades que podamos. Con nuestras palabras y acciones, debemos demostrarle que las mujeres son lo suficientemente buenas como son. Y que ella nos creería, debemos creerlo nosotros mismos.

A medida que envejecemos, más personas perdemos debido a accidentes o enfermedades. Su partida es siempre trágica y siempre prematura. A veces me pregunto qué es lo que estos amigos, y las personas que los aman, no pasarían más tiempo en un cuerpo sano. En un cuerpo que les permitiría vivir incluso un poco más. El tamaño de la pantorrilla de este cuerpo o las arrugas en su rostro no importarían. Estaría vivo y por lo tanto perfecto.

Tu cuerpo también es perfecto. Te permite sonreír, descargar la atmósfera e infectar a todos a tu alrededor con tu risa. Él te da los brazos para que puedas abrazar a Violet y apretarla hasta que se ríe. Cada momento que pasamos preocupándonos por nuestros "defectos" físicos es un momento perdido, es un fragmento precioso de la vida que nunca recuperaremos.

Respetemos y honremos nuestros cuerpos por lo que hacen en lugar de odiarlos por lo que parecen. Centrémonos en vivir una vida sana y activa, dejar que nuestro peso sea como es y dejar atrás el odio por nuestro cuerpo, en el pasado, donde pertenece. Cuando vi tu foto en traje de baño blanco hace tantos años, mis ojos jóvenes e inocentes vieron la verdad. Vi amor incondicional, belleza y sabiduría. Vi a mi madre

amor,

Kasey "

Traducción de Ewa Wlezień



Comentarios:

  1. Tagul

    Es una pena que no pueda participar en la discusión ahora. No tengo la información necesaria. Pero este tema me interesa mucho.

  2. Lennox

    En mi opinión esto ya fue discutido

  3. Ordwald

    Absolutamente de acuerdo contigo. En ese algo es que creo que es la buena idea.

  4. Aloin

    En mi opinión, esto es obvio. No me gustaría desarrollar este tema.



Escribe un mensaje