Embarazo / Parto

Lutein 50 - para apoyar un embarazo en peligro de extinción


La luteína 50 mg es A menudo se le atribuye drogas con muchos usos (también disponible en otras concentraciones: 100 mg, 200 mg). ayuda estabiliza el trabajo del sistema endocrino, está indicado para deficiencias de progesterona. Por lo tanto, por un lado, se registra para apoyar el embarazo temprano, por el otro, en el caso de problemas con la regularidad de los ciclos mensuales, para ciclos anovulatorios, dismenorrea, endometriosis.

La luteína 50 en muchos casos ayuda a quedar embarazada, así como a mantenerla y esperar una feliz final. Actualmente en el mercado hay tabletas con luteína, por ejemplo, que apoyan el trabajo de los ojos. Luteína sin receta sobre el uso ginecológico no está disponible. El medicamento es recetado por un médico, debe tomarse bajo su control, en dosis estrictamente indicadas.

Lutein 50 viene en dos formas: como dispositivo vaginal o para usar debajo de la lengua.

Lutein 50 para apoyar el embarazo

La luteína es una hormona sintética. progesterona, similar al producido naturalmente por el cuerpo femenino. La luteína generalmente se guarda al comienzo del embarazo. Su uso está indicado en caso de embarazo en peligro, así como en mujeres. particularmente en riesgo de aborto espontáneo que ha perdido el embarazo. Además, a veces la luteína se guarda para las mujeres que han solicitado un bebé durante mucho tiempo y cuyos ciclos eran irregulares antes del embarazo. La indicación también puede ser diferente: se usa luteína 50 en el caso contracciones prematuras para silenciar la función uterina.

Muy a menudo, la luteína 50 se guarda como chorro al comienzo del embarazo, con motivo de la primera visita al ginecólogo - a las 5-6 semanas de embarazo. Las futuras madres lo toman hasta aproximadamente las 12-16 semanas de embarazo o más, según las indicaciones del médico.

Efectos secundarios de la luteína en el embarazo

La luteína es una droga que es muy segura. Se usa durante el embarazo para apoyarlo, no tiene ningún efecto negativo en el desarrollo del feto, le permite mantener el embarazo cuando está en riesgo.

Al comienzo del embarazo, los síntomas típicos son somnolencia, fatiga; estos síntomas pueden acompañar el uso de luteína. Además, pueden aparecer dolores de cabeza, ansiedad, problemas de la piel y acné.