Niño en edad preescolar

Aceite de pescado para niños: ¿sí o no?


Tran es uno de los suplementos dietéticos más antiguos. Bien conocido por nuestros padres y abuelos. Hace décadas, se servía en todas las escuelas polacas en su forma pura, lo cual es fácil de adivinar, no se recibió con entusiasmo. Hoy en día, el aceite de pescado para niños está disponible en versiones con sabor, en forma de cápsulas convenientes e incluso jaleas. Todo esto para que a los niños les encante comer aceite de pescado. La pregunta, sin embargo, ¿vale la pena? ¿Qué nos da el aceite de pescado, y si elige este suplemento, se preocupa por la contaminación por metales pesados? ¿Se puede sobredosificar el aceite de pescado?

¿Qué es exactamente el aceite de pescado?

Tran no es más que aceite concentrado obtenido de hígado fresco de bacalao del Atlántico u otro pescado de esta familia. A veces, el aceite de pescado también se refiere al aceite obtenido de otros peces: tiburón o halibut. Sin embargo, el término generalmente se refiere al aceite obtenido de bacalao.

Aceite de bebé: ventajas

El aceite para bebés se administra por dos razones principales, en primer lugar porque es una rica fuente de omega 3 y 6 y en segundo lugar, porque proporciona vitamina D3 Dos de estas sustancias son extremadamente importantes para la salud y a menudo se presentan en cantidades insuficientes debido a una dieta baja en pescado (ácido omega 3) y un tiempo de exposición insuficiente a la luz solar (vitamina D).

Las deficiencias de estos componentes significan que el cuerpo del niño no funciona correctamente, el niño no tiene las condiciones óptimas para el desarrollo, especialmente el sistema inmunitario sufre (aumenta la susceptibilidad a las enfermedades) y se observan efectos adversos en el desarrollo del sistema nervioso. Cantidades insuficientes de omega 3 y 6 causan problemas con las reacciones de defensa, es imposible crear suficientes hormonas antiinflamatorias.

Además, además de omega 3 y vitamina D, el aceite de pescado es una fuente Vitamina a afecta positivamente no solo la vista, sino también el sellado de la membrana mucosa del tracto respiratorio, lo que constituye una barrera contra la penetración de virus y bacterias.

Aceite de pescado para niños:

  • mejora la inmunidad
  • complementa las deficiencias y apoya al cuerpo en las reacciones de defensa natural,
  • Se recomienda para el correcto crecimiento del esqueleto del niño,
  • apoya el mantenimiento de dientes fuertes y saludables,
  • tiene un efecto positivo en el cerebro, la capacidad de aprendizaje, la concentración,
  • Mejora la vista.

¿Debería cada niño obtener aceite de pescado?

El aceite de pescado clásico se recomienda para niños mayores de 4 años. Sin embargo, la farmacia tiene preparaciones disponibles que tienen una forma conveniente y un aroma afrutado, ya recomendado para bebés.

El aceite de pescado se recomienda para niños que no reciben vitamina D o A en otra forma. Es importante porque la administración de aceite de pescado y vitaminas sintéticas puede provocar una sobredosis en una situación extrema.

El aceite de pescado permite reposición de deficiencias de vitamina D Los médicos recomendaron que esta vitamina se administrara a los bebés que fueron amamantados hace una década (los bebés alimentados con leche modificada recibieron la vitamina y la mezcla). Sin embargo, los resultados de investigaciones modernas confirman que vale la pena proporcionar vitamina D con píldoras o cápsulas durante mucho más tiempo., porque la mayoría de los niños y adultos simplemente no tienen suficiente, lo que resulta en una disminución de la inmunidad, la apatía y el debilitamiento de la concentración. Leer más

Sin embargo, debe saber que el aceite de pescado no es el único producto que le permite suplementar la vitamina D. Simplemente puede alcanzar la vitamina en cápsulas, disponible en todas las farmacias.

¿Qué habla del aceite de pescado? Definitivamente una presencia Ácidos Omega 3 que le permiten proporcionar un ingrediente muy importante para aquellos la dieta es baja en pescado. Si su hijo no come una porción de pescado azul al menos dos veces por semana, se indica la suplementación con omega 3. En este caso, el aceite de pescado parece ser una solución atractiva: le permite proporcionar simultáneamente vitamina D y complementar las deficiencias de ácidos Omega 3.

Aceite de bebé: ¿cuál?

La gran ventaja es la variedad de productos en esta categoría: recibiremos aceite de pescado en forma de jarabes, gotas, cápsulas, gominolas, en una versión insípida, natural y con aditivos que cambian el sabor del aceite de pescado. En el mercado, recibiremos productos de varias compañías a diferentes precios.

El problema es que es difícil evaluar objetivamente su calidad.

Después de todo, el aceite de pescado se obtiene del pescado, por lo que debe tener una garantía de pureza. Mientras tanto, la contaminación por mercurio se habla cada vez más fuerte. Obtener aceite de pescado a partir de pescado, que es una fuente de metales pesados, no suena bien.

¿Cómo puede creerle a los productores que su producto es de la más alta calidad? ¿Cómo verificar la calidad de los suplementos ofrecidos? Desafortunadamente, esto es bastante difícil.

Además, el precio también puede ser un problema. Proporcionar aceite de pescado en forma de gominolas muy apreciadas por los niños cuesta alrededor de 50 PLN al mes para un niño ... Es bastante, no es de extrañar que para muchos padres esta suma sea prohibitiva, especialmente porque la suplementación con aceite de pescado debería durar la mayor parte del año.