Embarazo / Parto

Embarazo: los primeros síntomas que le dirán ESTO


Cuando intentas tener un bebé, puedes sentir eso justo después del coito ahora tendrá éxito. A menudo, las mujeres lo creen firmemente y en muchos casos realmente tienen éxito. Sin embargo, aparecen los primeros síntomas del embarazo, tan reales y tangibles. solo 10 días después de la relación sexual, es entonces cuando se produce más implantación, es decir, la unión del óvulo a las paredes del útero; a partir de ahora, el médico puede confirmar el embarazo. Sin embargo, sucede que una mujer no tiene conocimiento del embarazo incluso durante varias semanas. Vive huyendo y no se da cuenta de que el período no se ha producido a tiempo.

¿Cuáles son los primeros síntomas del embarazo?

Los primeros signos de embarazo: hormigueo en los pezones.

Puede reconocer el embarazo una semana después del coito, cuando aparece el primer síntoma: hormigueo y picazón en los pezones. Todo debido a la acción de las hormonas y al aumento del suministro de sangre al seno. Cuando el cuerpo se acostumbra a la tormenta hormonal, la sensación pasa.

El hormigueo de los pezones puede ser de diversa gravedad: desde delicados, muy sentidos hasta incómodos, lo que permite dormir boca abajo o usar su sostén favorito.

Los primeros signos de embarazo: contracciones uterinas y manchado.

En el período en que debe ocurrir la menstruación, pueden aparecer calambres leves y ligeras manchas. Pueden aparecer manchas rosadas en su ropa interior, hay un ligero sangrado que a veces se confunde con la menstruación, ¡pero no lo es!

Los expertos no están 100% seguros de por qué el manchado ocurre durante este período, lo más probable es que esté asociado con la implantación del óvulo en la pared del útero.

Lea cuándo debe preocuparse el sangrado durante el embarazo y cuando es un síntoma natural.

Aumento de pecho

Alrededor de las 6 semanas de embarazo, puede notar claramente el aumento y el dolor de los senos. Los senos pueden volverse suaves al tacto, como hinchados, más pesados. La piel puede parecer más delgada, y debajo de su superficie probablemente notará una red de venas delgadas.

La sensibilidad al tacto de los senos es un síntoma que acompaña a las futuras madres, generalmente durante el primer trimestre. Este síntoma se vuelve cada vez menos severo a medida que avanza el embarazo.

Recubrimiento más oscuro alrededor de los pezones

El embarazo también afecta la apariencia de la piel. Uno de los primeros cambios visibles solo unos días después de la fertilización es oscurecer el color de la cubierta del pezón.

Para la octava semana de embarazo, este cambio ya es difícil de ignorar, como lo es el agrandamiento de los nódulos alrededor de los pezones.

Primeros síntomas del embarazo: náuseas

No todas las mujeres experimentan náuseas durante el embarazo. Si tienes suerte, no los experimentarás. Sin embargo, la mayoría de las mujeres embarazadas se despiertan con síntomas desagradables generalmente a partir de la sexta semana de embarazo y, a veces, a la cuarta semana de embarazo. Las náuseas acompañan no solo las mañanas, sino que también provocan durante todo el día.

Sentirse agotado

El embarazo temprano también se asocia con sentimientos de agotamiento, fatiga y falta de fuerza. Cuando se despierta y no tiene ganas de levantarse de la cama, y ​​durante el día solo duerme, este es probablemente uno de los primeros síntomas que indica que será madre. Por lo tanto, el cuerpo requiere un tratamiento especial, hace todo lo posible para garantizar que el feto en desarrollo tenga las mejores condiciones para el desarrollo.

La necesidad de ir al baño con más frecuencia.

Los primeros signos de embarazo también son visitas frecuentes al baño. Todo porque la cantidad de sangre aumenta, los riñones trabajan más intensamente y usted orina con más frecuencia. Es un síntoma bastante natural. Sin embargo, si se acompaña de ardor, dolor o picazón desagradables, debe consultar a un médico, probablemente tenga una infección.

Mayor sensibilidad a los olores y al hambre.

El aumento del hambre puede ser un signo de embarazo temprano, al igual que los antojos del embarazo y la sensibilidad a las fragancias. Puede imaginar otros productos alimenticios que antes y excluir sus favoritos. A veces, las futuras madres tendrán un sabor metálico en la boca.

Los primeros signos de embarazo pueden ser confusos. Por lo tanto, solo una visita al médico y las pruebas confirmarán o excluirán un posible embarazo.