Niño pequeño

Un hijo único: ¿egoísta y egoísta?

Un hijo único: ¿egoísta y egoísta?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Las personas sin hermanos a menudo tienen muchos atributos negativos. Existe la creencia de que solo los niños son egoístas. Según el estereotipo, si no tienes un hermano o una hermana, eres ciertamente egoísta, no puedes perder, compartir con otros o trabajar en grupo. Sentir empatía es ajeno a ti, porque piensas principalmente en ti mismo y, al estar bien hecho, sin duda te convertirás en la hija malcriada o malcriada de un padre. Por otro lado, eres tú quien enfoca toda la atención de tus padres y, a menudo, tienes que enfrentar sus excesivas ambiciones. Debido a que pasa la mayor parte de su tiempo con adultos, no puede establecer buenas relaciones con sus compañeros y, como resultado, a menudo se siente solo e incomprendido por otros niños.

Al escuchar este tipo de opinión, uno tiene la impresión de que la falta de hermanos nos priva de la posibilidad de una infancia feliz y tiene un impacto negativo en nuestra vida adulta. Sin embargo, ¿es este realmente el caso?

Hoy, principalmente por razones financieras, cada vez más parejas jóvenes eligen el modelo familiar 2 + 1. Admitiendo el deseo de tener un solo hijo, los padres jóvenes a menudo pueden escuchar advertencias: "¡Solo un hijo único! ¿Quieres criar a un egocéntrico? No le hagas esto a tu hijo ". Y aquí están los argumentos: ¿De quién, si no de un hermano o hermana, aprenderá el niño a resolver conflictos en el grupo? ¿Quién hará que un hijo único se dé cuenta de que no es el ombligo del mundo y que no todo tiene que ser como él quiere? ¿Quién le enseñará que otros tienen sus opiniones y deben ser tomados en cuenta? ¿Cómo va a adquirir la capacidad de compartir con otros si nunca tiene tal necesidad? ...

Hay una respuesta para estas y muchas otras preguntas: ¡se debe enseñar a todos los padres! La ayuda de los hermanos es obviamente invaluable aquí, sin embargo, recuerde que independientemente de si tenemos uno o un grupo de niños, lo más importante es la educación sabia.

Los niños necesitan niños

Es importante permitir que un hijo único se comunique con sus compañeros con la mayor frecuencia posible. Visitemos a sus amigos, usemos parques infantiles, inscríbase en clases educativas, divirtámonos en el patio.

Recientemente, presencié esta escena: un niño pequeño de menos de unos pocos años se paró al costado del arenero. Ansioso y avergonzado. Aunque era obvio que quería, no podía unirse a la diversión con el grupo de gritos. Una de las madres del vecindario lo comentó con las palabras: "Porque él solo estaba con su madre todo el tiempo. No es lo que estos "sinvergüenzas infantiles" ... Por supuesto, esto no significa que de inmediato todos los padres deben entregar a sus hijos a la guardería, de lo contrario tendrán problemas para hacer contactos. Sin embargo, vale la pena recordar cuánto puede aprender nuestro hijo de otros niños y tratar de darle tantas oportunidades como sea posible.

No aceleres el crecimiento

Otro problema en las familias donde solo hay un niño es el hecho de que el niño, que pasa todos los días con adultos, como resultado, comienza a comportarse como un "adulto pequeño". Además, cuando la atención de todos los padres se centra en él, a menudo tiene que enfrentar sus excesivas ambiciones. El niño es tratado como un "algo" de lo que puede estar orgulloso, usado en competencia con otros.

El niño no tiene derecho a elegir. Él es atraído al mundo de los adultos, en el que se le otorgó el estatus de "adulto", mientras lo privó del derecho básico de un adulto: el derecho a tomar sus propias decisiones. Recordemos no privar a nuestros hijos de su infancia. No aceleremos su crecimiento, crezcamos a nuestro propio ritmo. Que sean niños.